Telesol Noticias
Nacionales

Hablamos con la directora de la película que representará a Colombia en los Oscar: “Como mujer, siento que la violencia ha sido un patrimonio profundamente masculino”

Video: Infobae Colombia. Trailer y Detrás de cámaras, cortesía.

Cuando Rá (Andrés Castañeda) recibe una carta en la que le informan que le restituirán una tierra que perteneció a su abuela en el bajo Cauca, decide con su grupo de amigos, Winni (Brahian Acevedo), Culebro (Cristián Camilo Mora), Nano (Cristian Campaña) y Sere (Davison Flores), emprender un largo camino hacia su lugar de origen.

Es hacia la cuestión de la tierra, uno de los grandes conflictos que ha agobiado al país durante décadas, a donde Laura Mora, la directora de la película colombiana “Los Reyes del Mundo” (ganadora de la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián), decide trasladar su lente, para tomar el riesgo de narrar una historia humana y visceral, en la cual el camino de regreso y la necesidad por pertenecer a algún lugar, permiten reflejar la realidad de un grupo de chicos abandonados, no solo por sus padres, sino por una sociedad que, con desdeño, los observa y los excluye.

“Me interesaba sobre manera el “viaje contrario”, porque también me permitía explorar el paisaje y la riqueza de la tierra, como se convierte también en su propia condena. Me interesa el viaje mítico a la tierra prometida visto a través de la desobediencia de estos chicos. Me interesa la búsqueda de un lugar en el mundo donde existir a salvo, creo que nada nos define más a los seres humanos que el origen y el origen es una cuestión muy azarosa, nadie elige donde nace”, explicó la directora sobre ese viaje a los orígenes.

 Rá (Andrés Castañeda), Winni (Brahian Acevedo), Culebro (Cristián Camilo Mora), Nano (Cristian Campaña) y Sere (Davison Flores). Foto: Juan Cobo. Prensa 'Los reyes del mundo'
Rá (Andrés Castañeda), Winni (Brahian Acevedo), Culebro (Cristián Camilo Mora), Nano (Cristian Campaña) y Sere (Davison Flores). Foto: Juan Cobo. Prensa ‘Los reyes del mundo’

Reflexiones como “en el mundo perfecto el que no quiere no existe” o “yo quisiera ser invisible como la sombra” cobran relevancia en un filme en donde la violencia entra en balance con imágenes poéticas, con las que las cineastas Cristina Gallego Lozano y Mirlanda Torres y la guionista Maria Camila Arias terminaron de darle forma a una historia en la que las imágenes tienen poder.

Este filme fue elegido por la Academia Colombiana de Artes y Ciencias Cinematográficas para representar a Colombia en la nonagésima quinta edición de los Premios Oscar.

“Me interesa mucho indagar sobre la masculinidad precisamente porque, como mujer, algunas veces siento que la violencia también ha sido un patrimonio profundamente masculino. Me interesa reflexionar sobre eso. Gran parte de los muertos que ha puesto este país han sido hombres jóvenes de la periferia; me interesa mirar eso, me interesa mirar sus relaciones, también fragilizarlos, enternecerlos, me parece que ahí es donde aparece la mirada de la mujer. Alguien una vez me preguntaba por qué no había una mujer en el grupo y yo sí siento que hay una mujer en el grupo porque estoy yo y ellos también habitan mi mirada y mis preguntas sobre el mundo”, dijo Laura Mora en diálogo con Infobae Colombia.

De ahí, que la juventud, que es atravesada por el filo de la rebeldía, la necesidad de supervivencia y la necedad, se haga vulnerable y gane relevancia en escenas concretas. La ausencia de amor los lleva a sentirse abrazados por el espíritu maternal de mujeres mayores dedicadas a la prostitución o a “enfrentarse” en juegos con machetes que, en la oscuridad, destellan contra el pavimento.

Detrás de cámaras. Foto: Prensa 'Los reyes del mundo'
Detrás de cámaras. Foto: Prensa ‘Los reyes del mundo’

La imagen recurrente de un caballo blanco, que desde el inicio del filme hasta el final sigue los pasos de los chicos que emprenden su recorrido, forma parte de los elementos que aportan a la película una dosis de simbolismo.

Estos, conforme avanza el largometraje, se entretejen con nuevas capas de realidad que, tras elevarlos de un mundo que por momentos parece cargado de inocencia, hilaridad y diversión, pronto se convierte en una zona más aventurada y riesgosa donde los contratiempos pasan a segundo plano para convertirse en problemas sistémicos reales.

En ese punto, como bien lo señala Laura Mora, la película se trata sobre la incertidumbre, un campo difícil de abordar, pues, al final, entre los protagonistas no existe ninguna certeza sobre el futuro y, en tal medida, cuando la tierra puede convertirse en un lugar seguro, la burocracia y otros contextos más complejos ejercen un peso superior al de la misma gravedad, esa que en una de las escenas permite que las bicicletas que llevan los protagonistas bajen en picada por las carreteras inclinadas, a la vez que son haladas por un camión.

Detrás de cámaras. Foto: Prensa 'Los reyes del mundo'
Detrás de cámaras. Foto: Prensa ‘Los reyes del mundo’

Esta incertidumbre no solo fue una cuestión que se fue trabajando desde la historia, también en la realidad de la realización de la película, que se convirtió en una especie de salto al vacío durante gran parte del rodaje.

“Yo digo que todo en esta película es milagroso. Tengo esta imagen de una puerta que está a punto de cerrarse y nosotros nos colamos justo antes de que se cierre. Rodamos en medio de un pico de covid-19, tuvimos 33 casos positivos, hicimos la preproducción en medio del paro, que termina dialogando muchísimo con la película. Yo imaginaba el momento en que estos chicos desobedientes cambiaran el rumbo del país y de repente lo empezamos a ver. Hacer una preproducción en un territorio tan complejo como el bajo Cauca en medio de lo que estaba pasando a nivel nacional era muy complejo, logísticamente, pero también muy hermoso para la película. También atestiguamos el cambio climático, los cambios en el río, donde hacía frío, de repente hacía calor y los derrumbes”, dice Laura Mora.

Después de haber hecho posible ‘Matar a Jesús’, un filme doloroso pero una apuesta certera, hoy Laura Mora, salta de nuevo al vacío a través de la exploración de preguntas constantes, que no solo cobran vida a través de las reflexiones de sus personajes, sino que salen a la luz proyectadas en grandes pantallas para dar cuenta de la realidad de un país que través del séptimo arte, reclama la voz de sus jóvenes y da protagonismo -en el sentido nato de la palabra- a quienes han sentido la exclusión en carne propia.

Detrás de cámaras de 'Los reyes del mundo'
Detrás de cámaras de ‘Los reyes del mundo’

“Hacer “Matar a Jesús” realmente fue un acto muy liberador para mí en muchos aspectos de la vida, y hacerla me permitió empezar a indagar sobre otras cuestiones que me preocupan del mundo, del cine, de la política, de la manera de habitar; entonces, claro, una vez uno saca adelante un proyecto que lleva diez años pariendo, de repente puede empezar a pensar en ideas que se aventuran por otros caminos y que, como bien dicen, hablan también de mi relación con el cine y mi relación con el mundo, que es una relación que se establece también desde un lugar muy poético y de mucha belleza, a pesar de la dureza en la que vivimos”.

SEGUIR LEYENDO:

Noticias relacionadas

94-115. Kuzma sella la victoria de los diezmados Lakers; Gasol, nueve rebotes

Conmemoran el Día de la Lealtad Peronista en un contexto muy especial

fferrero

Conoce a tu ángel de la guarda, según tu fecha de nacimiento

Please enter an Access Token